La agenda se llena. Las distancias se acumulan. Los caminos se recorren. Ayer en Navalmoral, anteayer en Burgos, ahora en Córdoba, antes en Plasencia, Santiago, Valladolid…. Las paradas de ‘El Camino Mozárabe’, el nuevo libro – y ya van 13- del escritor y sacerdote extremeño Jesús Sánchez Adalid, son diversas. Esta nueva ruta ahonda más en el imaginario del Camino de Santiago, pero desde la ruta del Sur. Y es que, “todos los caminos van a Santiago”, afirmó Sánchez Adalid en Navalmoral, ante un aforo completo en la Fundación Concha.

Foto: M. A. F.

Foto: M. A. F.

El catedrático Teófilo González Porras hizo de improvisado periodista y guió la presentación del libro (desde febrero ya se han agotado cuatro ediciones). “Mi objetivo es colocar en el imaginario de la gente el Camino del Sur, situar las ciudades de Granada, Málaga, Córdoba, Sevilla… y las extremeñas de Mérida, Plasencia…”, expuso el escritor. Y todo ello con un estilo que huye de lo lineal para tener dos partes bien diferenciadas: una en la que se trata de situar al lector y una segunda en son las crónicas de dos embajadores, uno que sube y otro que baja por el camino mozárabe, ése que se abrió con la batalla de Simancas en 939 y que puso al reino de León en el mapa.

Y entre la descripción de algunas claves para entender la novela, y entre la defensa de la novela histórica frente al realismo social –“procuro la evasión del lector y un proporcionarle un viaje mágico al pasado”, apuntó el escritor-, llegó la pregunta habitual: ¿Por qué nunca has escrito sobre Cáceres?

Tengo ideas muy interesantes sobre Cáceres y pienso realizarlas”, afirmó Sánchez Adalid, no sin antes reconocer que son numerosos los alcaldes que les piden que hable de sus ciudades en sus relatos. Y es que el éxito del ‘El alma de la ciudad’, que llevó a centenas de turistas a Plasencia, se ha convertido en deseo de réplica. “Tengo que escribir más novelas de Extremadura”, reconoció a la par que matizó: “pero con el cuidado de no convertirme en un autor localista”.

Foto: M.A.F.

Foto: M.A.F.

Algo habrá de Extremadura en su próxima novela, en la que ya trabaja. Aunque la figura del Cristo de Medinaceli, cuyo nombre real es el Cristo Rescatado, será protagonista, tendrán también presencia “los piratas hornaceros”: un grupo de unos tres mil moriscos extremeños que fueron expulsados de Hornachos en 1610 y se instalaron en Rabat donde fueron el terror de los barcos españoles.

¿Hacen tus novelas la labor de la construcción de una épica extremeña de la que carecemos?, fue la pregunta final. Y aunque no lo reconoció abiertamente concluyó que sí, que quizás se está construyendo una épica. Y habló de Monroy, “mi personaje favorito y al que más quiero”; de Alcazaba, “una historia que había que contar”; y de los siglos XVI y XVII en Extremadura…

Texto y fotos: Mª Ángeles Fernández

En Vivir Extremadura encontrarás información y noticias diferentes de Extremadura.