Después de acompañar a Pablo Medrano, chef del restaurante Oquendo de Cáceres, en un viaje a través de los campos de arroz de las Vegas Bajas del Guadiana, tomamos nota de dos magníficos platos realizados con este producto extremeño.

Arroz con taco de bacalao, patatas y pimentón de La Vera

Ingredientes para 4 raciones:

. 150 gramos de arroz
. 500 gramos de bacalao en salazón, previamente desalado
. ½ kilo de patatas
. Espinas y pieles de bacalao (para hacer el caldo)
. 1 cebolla
. Aceite Oliva de Sierra de Gata
. 2 ajos
. Pimentón de la Vera
. 2 litros de caldo (elaborado con pieles y espinas de bacalao)

Elaboración:

Poner a cocer las patatas laminadas en lonchas en el caldo, cuando comience a hervir añadir el arroz y dejar cocer 30 minutos. Sofreír en una sartén, con un poco de aceite de oliva de la Sierra de Gata, a fuego lento, la cebolla y los ajos, todo muy picadito y cuando esté bien pochado añadirle una cucharada de pimentón de la Vera. Remover el sofrito y añadirlo al arroz con patatas. Ponerlo a punto de sal si fuera necesario (ya que estamos cocinando con bacalao desalado). Servir en plato hondo el arroz con patatas y colocar encima un taco de bacalao que previamente habremos dorado en la plancha.

 

Cremoso de arroz con leche

Ingredientes para 4 raciones:

. 70 gramos de arroz bomba
. 1 litro de leche
. 75 gramos de azúcar
. 1 rama de canela
. 1 corteza de limón
. 1 corteza de naranja
. 2 yemas de huevo
. Canela en polvo

Elaboración:

Poner a cocer la leche con la rama de canela y las cortezas de limón y de naranja. Cuando la leche comience a hervir se añade el arroz y dejamos cocer a fuego muy suave durante 50 minutos; transcurrido este tiempo se añade el azúcar. En un bol se baten las yemas con un poco de leche fría y se agrega al arroz poco a poco sin dejar de remover, una vez terminada esta mezcla apagar el fuego y dejar enfriar moviendo de vez en cuando para evitar que haga nata. Servir en copas y decorar aprovechando la canela en rama y las cortezas de limón y naranja. Terminar espolvoreando con canela en polvo a la hora de consumir.

Fotografías: Álvaro Fernández Riolobos