Para 2013 en el Centro de Cría en Cautividad de Lince Ibérico de Zarza de Granadilla se ha previsto que se reproduzcan las cuatro hembras en edad reproductora presentes en el centro: Fárfara (que ya crió el año pasado con éxito cuando nacieron Jerte y Jarilla), Fábula (que copuló en 2012 pero no llevó a término la gestación), Guara (primeriza) y Estela (que crió por primera vez en 2012 en La Olivilla). De momento, ya hay cinco linces nuevos a la espera de que paran dos hembras.

Las cuatro copularon con normalidad y quedaron gestantes, según confirmaron sendos tests de gestación. Los últimos realizados (el lunes 25 de marzo) corresponden a las dos últimas hembras que copularon, Fábula y Estela, y son ambos positivos. Las dos primeras hembras, Fárfara y Guara, han dado ya a luz a sus cachorros y los están cuidando con éxito.

Lince ibérico Zarza de Granadillla Extramdura Vivir Extremadura

El parto de Fárfara tuvo lugar el pasado 15 de marzo, después de 65 días de gestación: a las 11 de la mañana rompió aguas y entre las 13:13 horas y las 14:42 horas tuvo tres cachorros. Desde el primer momento los estuvo acicalando y cuidando atentamente, dentro del cajón interior de habitación paridera. A diferencia del año pasado, en que era primeriza, los tres presentaban buen tamaño y vitalidad y lloran mucho menos, indicando que maman correctamente. El mismo día casi a las 21 horas de la noche, Fárfara decidió sacar a los cachorros del cajón y los trasladó al exterior. A las pocas horas empezó a llover y, aunque la madre protegía muy bien a los cachorros colocándose sobre ellos, el equipo estuvo muy preocupado por el riesgo de hipotermia de los recién nacidos. Acabó pasando la noche entera bajo la lluvia, que por fin paró durante la mañana. Viendo que la hembra no decidía cambiar de sitio y que las previsiones seguían siendo de lluvia para varios días, por la tarde se decidió entrar a la instalación. Se comprobó el buen estado de los cachorros y se dejaron de nuevo en el cajón interior y, además, se colocó un tejadillo sobre la zona de encame exterior por si la madre decidía volver a sacarlos. Al volver a unir a Fárfara con la camada los atendió con normalidad y desde entonces los ha mantenido en este cajón, protegidos de la intemperie. Los cachorros se desarrollan con normalidad, apreciando desde las cámaras cómo crecen día a día.

lince ibérico, granadilla

El lince, abanderado de la conservación en Granadilla. Foto: Ecologistas en Acción

Guara, primeriza, tuvo a sus crías el día 21 de marzo, con 64 días de gestación. Fue un parto inesperadamente rápido, sin apenas periodo de contracciones previas, también dentro del cajón interior. A las 8:25 horas de la mañana tuvo al primero y a las 9:25 nacía el tercero. También acicaló correctamente a sus cachorros desde el primer momento. Sin embargo, el primero de ellos se veía más pequeño y con muy poca vitalidad; acabó muriendo a los pocos minutos de nacer. Posteriormente ha sido retirado del cajón y se ha enviado para su necropsia y análisis microbiológico. Los otros dos continúan desarrollándose con normalidad, aunque se aprecia diferencia de tamaño y una mayor frecuencia de lloros respecto a los de Fárfara. En cuanto a incidencias, durante la tarde del 24 de marzo la hembra empezó un cuadro de vómitos y diarrea con dolor abdominal. Posiblemente fue el motivo por el que durante varias horas no atendió a los pequeños. Cuando pasaron casi 4 horas se accedió a la zona de campeos para ver si, con la presencia del cuidador, la hembra volvía a entrar al cajón. Aunque sí se asomó no llegó a entrar y, a las 5 horas, se decidió actuar para valorar el estado de éstos. Se les tomó la temperatura (por la noche y sin la madre tienen un elevado riesgo de hipotermia) y el peso, y se aprovechó para retirar el cadáver del primer cachorro (que hasta entonces la hembra había mantenido separado). Viendo que era correcto y tenían buen aspecto, se dejaron de nuevo con la madre. Al regresar con ellos, la madre los atendió con normalidad. Durante la madrugada repitió un periodo de vómitos y diarrea y estuvo de nuevo 4 horas sin atenderlos, volviendo luego por sí misma. Desde entonces se ha iniciado un tratamiento para la madre y no ha vuelto a mostrar sintomatología ni ha dejar tanto rato a los cachorros solos.

Quedan ahora Fábula y Estela, cuya fecha de parto estimada es sobre el 4 y 12 de abril respectivamente. La primera es primeriza y, la segunda, tuvo un único cachorro el año pasado en el centro de La Olivilla.

En Vivir Extremadura encontrarás información y noticias diferentes de Extremadura.