Duelo de Espadas’. Éste es el nombre de la novela infantil y de fantasías de la joven autora extremeña Lucía González Lavado. El libro, editado por Destino, se puso a la venta el pasado 17 de enero a un precio de 14,95 euros. Lucía G. Lavado (Mérida, 1982) ha publicado una decena de novelas, todas ellas englobadas dentro de la fantasía épica, infantil y paranormal. Algunos de los títulos más conocidos son Historias de Eilidh, Crónica de Sombras o Caídos del Cielo. Además, muchas de sus obras han traspasado fronteras y se han traducido en Italia, Estados Unidos y China. En la actualidad trabaja como reseñadora literaria.

Duelo de Espadas

Duelo de Espadas

La novela no decepcionará a sus fieles lectores, amantes como ella de los mundos fantásticos y las historias paranormales. El libro incluye un mapa de Isleen, el mundo en el que sucede esta historia, un mundo imaginario inventado por la autora en el que se desarrollarán todo tipo de aventuras.

Sipnosis. Hubo un tiempo, en las tierras de Isleen, en que la magia blanca fluía como una energía positiva y vital; pero la ambición y la codicia la corrompieron, transformándola en magia negra. Ahora, un duelo está a punto de empezar. Los destinos de dos heroínas van, irremediablemente, a cruzarse. Leah Rowen, princesa de Sadira, tiene el don de la premonición y sabe que muy pronto el mal se apoderará de todos aquellos que conoce. Brianne Lockheart, descendiente de una gran familia de cazadores de espectros, lleva años preparándose para la gran guerra. Lo que no han previsto es que dos apuestos muchachos se interpondrán en sus caminos.

Isleen

Los personajes. Como no podía ser d otro modo, Duelo de Espadas está construida en torno a una gran familia de personajes, igual de importantes todos y cada uno de ellos. Diosas de la naturaleza, proscritos, hechiceros, cazadores, magos, personajes reales… Una trama de caracteres que se entrecruzan para dar forma a esta historia fantástica.

Julian Rowen: Es el rey de Sadira y padre de Leah. Su mayor miedo es la guerra y conocer cuando va a morir. Por ello no le importó utilizar a su mujer durante años con tal de conocer el futuro, a pesar de hacerla infeliz.

Leriah Wells: Su matrimonio con Julian fue concertado y desde un principio fue infeliz. Su don de ver el futuro la mantuvo encerrada en el castillo de Sadira y de alguna manera, al morir, alcanzó la paz.

Leah Rowen: 17 años. Leah es la princesa del reino de Sadira. Cuenta además con la habilidad de ver el futuro, lo que la convierte en una persona muy preciada, ya que puede adelantarse a acontecimientos venideros. Muy pocos son los que conocen su secreto; lo guarda con recelo y ha aprendido a defenderse con todo tipo de armas, esperando que sus terribles sueños no se cumplan nunca.

Sadine Knight: La relación de Sadine y Julian fue breve. El rey necesitaba una madre para su hija y Sadine le pareció apropiada. No le importó acoger en su reino a Gael, fruto de su anterior matrimonio y concederle poderes merecedores de un príncipe.

Gael Knight: 19 años. Es el hijo de Sadine, fruto de su anterior matrimonio. Ni él ni su madre hablan de su vida antes de llegar a Sadira. Sólo les importa el presente y complacer al rey. Éste lo trata como un hijo y le ha dado tierras que controlar y caballeros que obedecen todo cuanto diga.

Jeriah Wells: Es el hermano mayor de la fallecida reina Leriah. Conoce el donde Leah. Se ha prometido protegerla y que no sea tan desdichada como su hermana. Por eso trabaja como herrero en el castillo, para proteger a su sobrina, a pesar de que deteste con toda su alma al rey Julian.