El programa de televisión ‘Cuarto Milenio’, que presenta Iker Jiménez, continúa sacando temas de misterio de Extremadura. En su último programa hablaron de los ‘ángeles terroríficos’ de la localidad cacereña de Talaván. Un cementerio abandonado y una ermita adyacente, devorada por la vegetación, esconden unas terroríficas pinturas que representan unos extraños ángeles, con significativos gorros, dientes y caras horribles. El programa intentó buscar los orígenes de las dentadas pinturas pero no ha encontrado ningún dato.

Según se lee en la página web del programa, “impresiona contemplar en vivo a esas criaturas coronadas con un extraño gorro, una especie de San Benito o capirote burlesco. En la cúpula se puede leer una fecha, 1628, y un texto en latín del profeta Isaías: “Fue ofrecido porque él lo quiso”; continúa: “Y el cargó con nuestros pecados”.

En el exterior de la capilla hay también representaciones antropomorfas. “Desde nuestra óptica es difícil desencriptar el mensaje ¿Qué son esos ángeles malos? El símbolo de Talaván es el barquero, significa el tránsito entre este mundo y el otro. Tal vez sea una casualidad o parte del misterio”, apuntan desde el programa. Aunque el símbolo del barquero se debe a que antaño hubo lo conocido como ‘las barcas de Talaván’, que servían para cruzar el río Tajo en la ruta de la Vereda Real de Castilla.

Misterios de Extremadura, Fotograma de Cuarto Milenio

Fotograma de Cuarto Milenio