Su nombre ha vuelto a la actualidad deportiva. Después de lograr su mejor marca personal en maratón el pasado día 30 de septiembre en Berlín (2:13:14), el atleta extremeño Miguel Ángel Gamonal está reponiéndose del tremendo esfuerzo. “Voy a estar dos semanas sin hacer nada, sin ponerme las zapatillas”. Un tiempo de descanso y recuperación física y orgánica que sin duda pasará con su hijo Oriol, que nació el pasado 9 de agosto. “La verdad es que me encontraba muy bien, pero en los dos últimos meses no he podido descansar mucho”, explica con la satisfacción que dan los buenos resultados.

En Berlín, Gamonal fue el mejor español, el segundo mejor europeo (se quedó a cuatro segundos del primero), entrando en decimoquinta posición en la meta. Una clasificación que le deja un sabor agridulce: “Estaba mejor de lo que corrí porque entre los kilómetros 10 y 30 estuve mal y no tuve buenas sensaciones; luego me recuperé. Creo que podría haber conseguido mejor marca”, resume. Sí consiguió la mínima para ir al Mundial del próximo año que se celebra en Moscú (aunque la decisión final depende de la Federación), pero se quedó a 14 segundos de lograr una beca de la Federación Española de Atletismo.

El reto, por tanto, y el objetivo a corto plazo es “intentar seguir sobreviviendo”. Y es que, uno de los mejores atletas extremeños (fue Campeón de España en Maratón en 2010) lucha a diario por continuar practicando deporte. “Los atletas no tenemos apoyos. Yo lo compagino con trabajo. No corro por dinero”, sostiene. A medio  plazo, por tanto, antes de tener la certeza de ir a Moscú, continuará corriendo cross y otras carreras a las que suele ir contratado y que son lo que más le gusta. “Lo mejor de este deporte es conocer gente, ir a carreras populares…  Yo sigo corriendo porque me gusta y porque es lo que he hecho desde pequeño”, afirma a quien es habitual ver desde niño trotando por las calles de Navalmoral de la Mata.

Miguel Ángel Gamonal, maratón

Ahora, a la treintena, considera estar en un buen momento para explotar en la maratón, porque a partir de esa edad es cuando un maratoniano “se hace, es cuando está preparado muscular y orgánicamente”. De momento, se encuentra cómodo en una disciplina en la que ya ha disputado cuatro carreras, aunque no descarta volver a los 10.000 metros o a la media maratón. “Yo no he perdido velocidad, porque en mis entrenamientos no me preparo específicamente la maratón”, añade recordando que siempre se ha entrenado solo.“Me gusta conseguir las cosas por mí”, remata.

Gamonal está descansando ahora y disfrutando de su paternidad. “Quiero que mi hijo haga deporte, pero no que se dedique a ello porque es muy duro”, reflexiona con una sonrisa en la boca. Y con su nombre entre los mejores.

Texto: M.A.Fernández

Miguel Ángel Gamonal, maratón