Las mariposas (lepidópteros) y las libélulas (Odonatos) son unos de los órdenes de insectos más fascinantes que encontramos en el territorio del Guadiana Internacional.  Para poderlos observar debemos alejarnos de las tierras agrícolas, donde los tratamientos fitosanitarios suelen ser nocivos para el desarrollo de ambos grupos de insectos. Aunque las libélulas pueden observarse casi en cualquier lugar cercano al agua de este territorio, mi lugar preferido está al norte y al oeste, concretamente en las inmediaciones de los ríos Gévora, Gevorete y Codosero.

Aquí encontramos los dos grupos Zigópteros o caballitos del diablo y Anisópteros o libélulas.

mariposas, libelulas, guadiana internacional birding in badajoz extremadura spain españa Vivir Extremadura

Entre los primeros resultan fácil de observar los Calopteryx, con sus cuerpos azules metálicos y Lestes, de tonos verdes, mientras que de los segundos destacan las Libellula depressa, Orthetrum cancellatum y Anax imperator, esta última especie posee un gran tamaño y acostumbra a cazar a otras especies de libélulas en pleno vuelo. Su sola presencia en vuelo de caza, hace que el resto de especies huyan despavoridas o traten de ocultarse bajo las hojas de la exuberante vegetación de la orilla hasta que pasa el peligro.

Entre las mariposas, una especie vinculada al río Guadiana que puede observarse en la zona es la Vanessa virginiensis. Para observarla hay que localizar poblaciones de su planta nutricia Gnaphalium luteum-album. Otra especie interesante en Melitaea aetherie, ligada a los cardos, por lo que podemos observarla en distintos terrenos incultos o en bordes de caminos. En la Sierra de Alor, también en la Sierra de San Pedro y en las dehesas del suroeste donde aparezcan madreselvas, es posible observar otra especie interesante Euphydryas aurinia.

Como podemos apreciar, nos encontramos en un excelente territorio también para la entomofauna.

Guadiana Internacional [Birding in Badajoz, Extremadura]

http://web.dip-badajoz.es/proyectos/guadiana_internacional/

Colaboraciones texto y fotografía: Juan Pablo Prieto