‘La Clase de los Niños Raros’ es el nuevo espectáculo que la compañía extremeña Apretacocretas, formada por Francisco Quirós y Johnny Delight, y que se representa el sábado 9 de febrero en la Sala Trajano de Mérida. El proyecto es el espectáculo más grande de la vida de la compañía, ya que salen del café-teatro para apostar por espacios más grandes y también por llegar a un público más diverso: padres y madres, niños y niñas pueden disfrutar de ‘La Clase de los Niños Raros’.

Cartel de la obra

Cartel de la obra

Como cada mañana, Gamusino y Zanahorio, amigos y compañeros de clase, se encuentran en la entrada del colegio. Pero es una mañana distinta: tienen una nueva compañera de clase, Pandereta, y el profesor no ha ido al colegio. “Trabajamos el payaso clásico, pero lo descontextualizamos y lo colocamos en un entorno actual, la educación. Acercamos la diversión de aprender por el juego y la imaginación”, explica Quirós a Vivir Extremadura. Y ahí, los tres niños (o los tres payasos) deciden hacer las tareas escolares en interacción con el público. “Hemos trabajado la inocencia y la pureza del payaso”, añade Quirós.

Y después de un largo rato de risas, compartidas por adultos y pequeños, de una catarsis colectiva, llega el momento de bajón y en el que pensar, porque la obra hace pensar. “Trabajamos el clown clásico pero con dramaturgia. No es un número, es una composición de números”, añade el payaso.

Los tres clowns.

Los tres clowns.

Además de Quirós y Delight, los acompaña en el escenario la payasa Angi Amaya (con la que hubo un “humor a primera vista”). La dirección es de Francis Lucas, la música original de Cholé Bird, la escenografía de Carlete Alcalde, Mikelo es el artista plástico… así hasta una veintena de personas que han trabajado para que este proyecto se haga realidad. A ellos hay que añadir el de Raúl Vacas, en cuyo libro ‘Niños Raros’ está inspirado el guión. De hecho, antes de la representación, que es a la seis de la tarde, Vacas, natural de Salamanca, presenta su libro en Mérida. Un formato similar (presentación de libro y espectáculo teatral) se repite el domingo 10 de febrero en Salamanca.

“No queremos que nuestro trabajo se quede sólo en el escenario”, finalizó la conversación Quirós. Y es que, están barajando la posibilidad de donar el 0,7 por ciento de lo recaudado (las entradas cuestan 6 euros para niños y niñas y 8 euros para adultos) a una asociación de enfermedades raras. Además, han creado un perfil de Facebook llamado Niños Raros para que la gente cuelgue sus fotos de cuando eran niños “para que no olvidemos de dónde provenimos”.

En Vivir Extremadura encontrarás información y noticias diferentes de Extremadura.

Texto: M.A.Fernández