La mañana de hoy es soleada y ventosa al amanecer. Poco a poco van apareciendo las nubes por el oeste, como suele ser habitual sobre la monumental Elvas. Desde los llanos de Valverde de Leganés van apareciendo las cuerdas de grullas que se trasladan desde su dormidero en Las Merinillas hasta las dehesas de Olivenza,  los cultivos rayanos del Guadiana o las cercanías de Campo Maior. Aquí, en el oeste fronterizo pacense, contamos con varios núcleos consolidados de Grullas; el más meridional se encuentra en Villanueva del Fresno, en la cola del embalse de Cuncos, el central está ubicado en las Lagunas de La Albuera, Valdelagrana y la charca de Las Merinillas de la Cervera, y el núcleo septentrional está formado por las grullas del Zangallón, próximas a Alburquerque.

Grullas aves Extremadura Vivir Extremadura

En estos momentos los dormideros están algo revuelto. Se escuchan nerviosos trompeteos y los saltos son frecuentes; si no fuera por el nuevo frente que nos llega desde el norte en estos días, que arrecia fuertes vientos y frías lluvias, ya estarían comenzando a marcharse, como ocurre con otras especies frecuentes en zona como el Chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria), o el Aguilucho pálido (Circus cyaneus). Este último cuenta con un dormidero comunal durante el invierno, formado por algo más de una docena de individuos, que en ocasiones se asocian con el Búho campestre (Asio flammeus), en las inmediaciones de la desembocadura del río Caia en el Guadiana. Buen viaje a las aves migratorias. Esperamos que podáis cumplir la promesa de volver.