“Son delicadas de hacer y hay que dedicarlas mucho tiempo”, nos cuenta Pili, vecina de Millanes de la Mata.

Los ingredientes son: anís, media docena de huevos, 200 gramos de harina, un cuarto de litro de aceite, un cuarto de litro de leche y miel. Es básico también el molde, para darle su característica forma, que se debe guardar en papel y no se puede fregar.

Modo de preparación:

  1. Batir los huevos
  2. Añadir la leche y el aceite
  3. Mezclar todo bien
  4. Añadir la harina mientras se sigue batiendo
  5. Batir con una batidora para que quede todo homogeneizado y consistente
  6. Poner a calentar aceite en una sartén con el molde dentro
  7. Cuando esté caliente, meter en el molde en la masa (sin cubrir del todo) e introducirlo en el aceite caliente
  8. A los 10-15 segundo sacar el molde moviéndolo para que se quede la pasta en la sartén ya con la forma apropiada
  9. Freírla durante unos 10 minutos, dándole la vuelta
  10. Al sacarlas se colocan bocabajo, para que suelten el aceite
  11. Calentar la miel con el anís
  12. Mojar una a una todas las florestas en la miel

¡Y a disfrutar!

Floretas, con sus moldes, y pastas. Foto: Ester García

Floretas, con sus moldes, y pastas. Foto: Ester García