Se trata de un ambicioso y novedoso proyecto turístico para dar a conocer la comarca de este Parque Nacional y poder visitar sus atractivos naturales, culturales y turísticos. El Barco del Tajo–Monfragüe se trata de un aula de naturaleza que va a mostrar la riqueza de fauna y flora desde un punto de vista desconocido utilizando el río como canal, con una embarcación moderna que dispone de las últimas tecnologías tanto en navegación como en seguridad, así como en recursos divulgativos, actuando como un centro de interpretación flotante. Todo ello de la mano de guías especializados que le transmitirán la relevancia medioambiental de este entorno privilegiado y la importancia de su conservación. Durante el trayecto podremos observar aves como: la cigüeña negra, el alimoche, el buitre negro, el buitre leonado, la oropéndola, la garza real, el martín pescador, el rabilargo, el águila imperial, el cormorán, la nutria sin olvidar ciervos y jabalíes.

Las rutas se complementan con visitas a Monfragüe: subida al castillo, observación de aves desde el Salto del Gitano, visita al nuevo centro de interpretación del Parque Nacional de Monfragüe, visitas al municipio de Serradilla, con la colaboración del Ayuntamiento, conociendo su centro de interpretación así como su famoso Cristo de Serradilla, sin olvidar negocios artesanos tales como: panaderías, secaderos, herreros y artesanos del cuero. Todo ello, para poder deleitar al turista con una experiencia completa en el Parque Nacional de Monfragüe. 

El Barco del Tajo-Monfragüe, es la última embarcación que pone en marcha el Barco del Tajo, siendo esta la tercera embarcación, las otras dos embarcaciones son el Balcón del Tajo, en el Parque Natural Tajo Internacional y Barco del Tajo Alcántara.Los Barcos del Tajo fueron utilizados en el 2017, por más de 32.000 pasajeros .Estas rutas se añaden a otras como las rutas trasnfronteriza con visita y comida en Portugal.