Tras dejar atrás el pinar y los llanos de Valverde de Leganés, el municipio que encontramos es La Albuera, que cuenta con un interesante centro de interpretación del complejo lagunar situado a las afueras, camino de las lagunas. Este centro se convierte en  una buena opción para comprender la fragilidad del ciclo del agua en estas lagunas y la importancia vital para las aves del entorno.

Foto: Juan Pablo Prieto

Foto: Juan Pablo Prieto

Al aproximarnos a la zona, llaman la atención las dehesas bien conservadas y las repoblaciones que garantizarán la presencia de las encinas en los años venideros, esto hace que los grupos familiares de grullas salpiquen con sus plumas grises y sus trompeteos el entorno de la Laguna Grande o Laguna del Caballo, llamada así por estar situada en la finca Caballo Alto. A pesar de ser una mañana muy soleada, el viento, muy desagradable, aumentaba la sensación de frío. Aún así, resultó provechoso contemplar el paisaje que ofrecen la mayor de las lagunas en su punto álgido de agua, rodeadas de las longevas dehesas, acompañadas por los incipientes cantos de verdecillos y totovías que se afanaban en ganarle el tiempo al comienzo de la reproducción.

Guadiana Internacional