En estas fechas tan señaladas que se aproximan, la Torta del Casar, queso extremeño con Denominación de Origen Protegida, llega a nuestras mesas para acompañar los aperitivos, comidas y cenas de Nochebuena, Navidad y Nochevieja. Con su original textura, su intenso aroma y su particular gusto lleno de matices, la Torta del Casar puede convertirse en una sorprendente combinación de sensaciones para disfrutar en compañía durante estas fiestas. Gracias a su origen certificado, ofrece garantía de calidad sin perder la tradición de las antiguas queserías, dándonos la oportunidad así de invitar a nuestros comensales a probar un queso en el que prestigio y tradición se unen para brindar una experiencia tan sencilla como exquisita.

La Torta del Casar es un queso original y versátil. Puede tanto protagonizar un sabroso entrante untado en un buen pan de leña y acompañado por una copa de vino o cava, o presentarse como un magnífico postre servido con un poco de dulce de membrillo. Pero, desde luego, este delicioso queso puede ser también el ingrediente estrella de cualquier plato elaborado en nuestra mesa, ya que permite potenciar el sabor de los alimentos que acompaña.

Una sopa, un pudin con frutos secos, una cremosa salsa para acompañar carnes y pescados, e incluso un rico helado o pastel de queso acompañado con una salsa de frambuesas, son algunos de los deliciosos platos con los que durante estas fiestas con Torta del Casar podremos poner broche a nuestros más suculentos banquetes navideños. Sea como sea, en estas fechas repletas de reuniones con amigos y familiares, la Torta del Casar se presenta como el perfecto anfitrión en nuestras mesas.

Decálogo de la Torta del Casar

Elaborado mediante métodos tradicionales a base de leche cruda de oveja procedente de rebaños controlados, cuajo vegetal y sal, se trata de un queso completamente natural que requiere al menos dos meses de tiempo de maduración.

Torta del Casar, queso, Extremadura

Torta del Casar, queso, Extremadura

Su ligera y  fina corteza de tonos dorados, una pasta entre blanca y marfil, su textura cremosa, el aroma intenso, y un gusto ligeramente amargo y muy poco salado son algunas de las características diferenciales. Identificarla es fácil. Basta buscar el distintivo rojo y oro de su etiqueta de control, garantía del origen y calidad que sólo puede ofrecer la Denominación de Origen Protegida.

Además, la Torta del Casar puede tomarse durante todo el año. El saber hacer de ganaderos y queseros, que ha hecho posible la existencia de este queso de calidad excepcional, ha permitido que la Torta sea un queso para degustar  en cualquier época.

Ahora bien, una vez comprado, este producto requiere algunos sencillos cuidados:

El plástico protector debe retirarse y  mantenerse hasta su consumo a una temperatura que no supere los 10 grados.

– Ya una vez abierto el envase, es conveniente consumirlo en un tiempo máximo de entre 15 y 20 días.

A la hora de servirlo a la mesa, para disfrutar plenamente de las cualidades de su textura, aroma y gusto, es necesario que la temperatura del queso oscile en torno a los 21 grados.

No la caliente, no es lo más apropiado. Debe bastar con dejarle desde el día anterior a temperatura ambiente. Pero si ha de hacerlo,  utilice una fuente de calor suave e indirecta, nunca el microondas, ya que entonces el queso podría cocerse o fundirse, perdiendo de este modo sus cualidades organolépticas.

– Para su presentación en la mesa, la Torta del Casar debe abrirse con un cuchillo por la parte superior, como si quitase una tapadera, y a continuación untar y extender su cremosa pasta sobre pan de leña o pan ligeramente tostado. Después, deberá taparla para su conservación.

– Si no, cuando esté recién comprado y frío, puede cortar el queso a la mitad, en 4 ó 6 cuñas, envolver cada porción en plástico alimentario y atemperar únicamente la que vaya a ser consumida. Esta última forma de consumo tiene, además, como ventaja que al no someter a todo el queso a sucesivos cambios de temperatura, contribuirá mantener mejor sus cualidades.

– Asimismo, si lo que desea es combinar la Torta del Casar con otros alimentos, este queso puede ser utilizado en todo tipo de cocina, ya que combina a la perfección con carnes, pescados, pastas, salsas… e incluso con  dulce y salado en postres y helados.

Si además es amante de los vinos, la Torta del Casar puede acompañarse con un blanco con cuerpo, cava o jerez oloroso.

COMPRAR TORTA DEL CASAR

El nivel de curación óptimo del queso, la cremosidad inconfundible, textura y caracteristicas organolépticas hacen de esta Torta del Casar una experiencia única e inconfundible . 

PRECIO  8,00 €