Extremadura todavía no sale en los libros de barrancos. Todavía. Naturaleza, aventura y amistad quizás sean los ingredientes fundamentales de “esto del Descenso de Barrancos”: una nueva manera de disfrutar del agua en Extremadura. La combinación de estos ingredientes termina en lo que ofrecen al practicante, al deportista,al amante de la naturaleza…estas prácticas de ocio activo, sin duda, un rasgo singular de nuestra cultura y sociedad moderna. En resumen, buscamos tener experiencias únicas, en compañía de tus amigos y amigas, en parajes insólitos,salvajes,y a menudo -y en concreto en Extremadura- inexplorados. Ojo también al ingrediente riesgo: los barrancos son muy peligrosos y, antes de seguir avanzando, aclararemos que solo debemos acercarnos a ellos con experiencia y conocimientos especializados o de la mano de profesionales.Todo lo demás es jugar demasiado con tu vida… y con la de quien te acompaña…

En Extremadura la historia es muy, muy reciente. No es fácil romper con el estereotipo de región seca. La mayoría de los descensos equipados se encuentran en La Vera y en el Jerte, pero también hay en Hurdes y Gata. Todavía hoy cuando decimos que no puedes “meterte” aquí en un barranco sin cuerda, traje de neopreno, arnés… hay gente, especialistas incluso, que no se lo creen. Por eso la sorpresa es tremenda. Por eso hay un buen número de deportistas que ya no se conforman con nuestras decenas de piscinas naturales o los cientos de kilómetros de costa interior, con aquello de “somos la región con más costa de España…”, no. Ahora hemos descubierto un nuevo tesoro.

034_descenso_barrancos_11

Aunque ya por parte de profesionales (guardia civil, bomberos…) y “demasiados intrépidos deportistas” se estaban des- cendiendo algunos barrancos del Jerte, sin duda es el impulso de jóvenes empresario/as y emprendedores de este sector, el ocio activo, los que se lanzan a equipar barrancos en La Vera y reequipar los del Jerte. A su lado la R.E.D.E.X (Red Extremeña de Desarrollo Rural ) y los Grupos de Acción Local.

Pero podemos señalar además algunos hitos en nuestra región que suponen hechos clave en el descenso de barrancos, tanto en el ámbito deportivo, como quizás más importante, en el productivo por su contribución a generar esa riqueza que conserva el medio natural a la vez que lo disfruta. El descenso de barrancos es una actividad inolvidable. Una experiencia única de contacto con la naturaleza que te permitirá descubrir una Extremadura que nunca hubieras imaginado. Pero debes tener en cuenta algunos consejos:

– Infórmate bien sobre el recorrido: su nivel de dificultad, horarios, escapes…

– Recuerda lo sensibles que son los barrancos a las variaciones de caudal. Puedes haber probado la experiencia en agosto, y querer repetirla en mayo con fatales consecuencias.

– Comunica a alguien qué barranco descenderás y procura ir en grupos de tres. Los rescates son muy difíciles: procura llevarte también tu móvil. Algo de agua, frutos secos y barritas energéticas tampoco sobran.

– Utiliza el equipo adecuado, ojo a esto. Se están desarrollando importantes innovaciones deportivas en este campo que aumentan la seguridad y el disfrute. Aunque haga 35 grados en Extremadura, no se te ocurra meterte sin traje de neopreno. Recomendado en verano 3mm.

Ante cualquier duda es imprescindible contratar guías especializados. Te damos algunos contactos de interés: Información turística: oficina de Turismo del Jerte y 927 472 558. Asociación para el desarrollo de La Vera: 927 172 264.

Texto: Juan Pablo Venero Valenzuela
Fotografías: Juan Pablo Venero y Darío Rodríguez
Gráficos: www.actionvera.com