El municipio pacense de Alconchel y el portugués de Monsaraz, ambos en la zona del Lago Alqueva, han abierto las puertas de todo su potencial turístico a una treintena de profesionales del agroturismo, de la prensa, así como a mayoristas, touroperadores, agencias de viajes, empresas de turismo activo, alojamientos rurales y hoteles.

El Gobierno de Extremadura patrocinó la semana pasada este producto turístico con el objetivo de lograr una buena comercialización e impulsar económicamente la zona. Esta experiencia transfronteriza ha versado, por tanto, en la promoción y divulgación de las actividades agroturísticas y en el patrimonio cultural de las dos localidades.

Los asistentes han participado en distintas actividades organizadas por  la Dirección General de Desarrollo Rural del Gobierno extremeño, dentro del proyecto ADLA (Acciones para el Desarrollo de las Tierras del Gran Lago de Alqueva), y del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal 2007-2013, cofinanciado con fondos FEDER. Entre ellas, destacan las visitas guiadas para conocer el patrimonio histórico y cultural, así como una explotación agroturística en la que pudieron aprender acerca de todo lo relacionado con el ganado vacuno (proceso de cría, sistema de producción de vacuno en la dehesa, el manejo, las razas…) y con el cerdo ibérico, visionando su evolución desde la producción del lechón hasta la finalización del engorde en montanera. Además, disfrutaron con una visita a una yeguada para conocer sobre la utilización del caballo en la dehesa. Finalmente degustaron productos típicos de ambas localidades y realizaron un paseo en barco por el lago.

Monsaraz, Alconchel

Foto: Vivir Extremadura

El proyecto ADLA  contempla una serie de actuaciones cuyo principal objetivo es desarrollar el territorio de forma sostenible y equilibrada, teniendo en cuenta los recursos de los que dispone y asegurando la cooperación transfronteriza como herramienta para la intervención territorial integrada; potenciando asimismo las sinergias entre los dos lados de la frontera, realizando actividades que revaloricen los productos turísticos comunes y promoviendo adecuadamente los recursos patrimoniales, naturales y empresariales de la zona.

El  Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal 2007-2013 (POCTEP)  invierte en el futuro de la región, traduciendo las propuestas de los territorios en inversiones sobre infraestructuras, activación empresarial, biodiversidad, turismo, cultura, deportes y otros aspectos. Los proyectos están financiados por el Gobierno de Extremadura y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en un 75 por ciento, con el objetivo de reducir diferencias estructurales.