El pequeño municipio cacereño de Villar del Pedroso acaba de estrenar un centro de interpretación de su curioso carnaval, el Carnaval de Ánimas. Se trata de un proyecto puesto en marcha por el Área de Desarrollo Local de la Diputación de Cáceres, que forma parte del Plan de Dinamización del Producto Turístico de Villuercas-Ibores-Jara. El centro de interpretación consta de una única sala de 35 metros cuadrados que forma parte de la Casa del Labrador, situada en el casco urbano de Villar del Pedroso. La exposición recoge la historia del carnaval y los ritos de su celebración a través de infografías, trajes típicos y otros utensilios, aportados por el ayuntamiento y los vecinos de Villar del Pedroso.

El objetivo de este proyecto es impulsar el número de turistas en el territorio del Geoparque así como crear un punto de información y aprendizaje activo que implique la participación de vecinos y visitantes. El centro está distribuido en cuatro espacios: recepción e información; el Carnaval de Ánimas en la Historia; las familias villarejas y el Carnaval de Ánimas; y, finalmente, exposición de trajes, utensilios y demás enseres que caracterizan esta festividad.

Carnaval de Ánimas Villar del Pedroso Cáceres Vivir Extremadura

Laureano León, presidente de la Diputación de Cáceres, ha agradecido la implicación de los vecinos de Villar del Pedroso en el diseño y puesta en marcha de este centro de interpretación. Al mismo tiempo, León ha destacado el compromiso de la Diputación de Cáceres para “desarrollar nuevas herramientas que mejoren la oferta turística de los pequeños municipios” y ha puesto como ejemplo “este tipo de espacios que ofrecen al visitante las claves para entender las tradiciones, ritos y celebraciones de la provincia cacereña”.

Carnaval de Ánimas

El origen de esta fiesta se remonta al siglo XVII y las versiones orales transmitidas de generación en generación hablan de una batalla, en la que un general, hijo del pueblo, ante la superioridad del enemigo, se encomendó a las benditas Ánimas y les prometió, en caso de victoria, una función anual. Debido a su triunfo regresó al pueblo e instituyó la fiesta mitad militar, mitad religiosa, conocida como ‘Martes de Carnestolendas’, día grande del Carnaval de Villar del Pedroso.

Entre los componentes de esta “singular” función destacan el general y la generala, el teniente y la tenienta, el bastonero y la bastonera, los sargentos y las sargentas y los tamborileros. Estos últimos son los que proceden a la recaudación de donativos que serán destinados para la celebración de la misa de las Ánimas.

En Vivir Extremadura encontrarás información y noticias diferentes de Extremadura.