No sólo hay termas en Baños de Montemayor. También ajedrez y jugadores de ajedrez. La ciudad cacereña es la sede de concentración de la selección uruguaya de este deporte, que prepara su participación en las próximas Olimpiadas que se celebran en Turquía a partir del 27 de agosto. Su presencia, visible gracias a sus inconfundibles camisetas azul celeste, comparte tiempo con la quinta edición del Campamento de Ajedrez de Baños de Montemayor, organizado en esta ocasión por el club Linex-Magic Extremadura.

Baños, un lugar único para jugar al ajedrez. Foto: Paola Molina

“Es un acontecimiento especial, hemos logrado que venga la selección uruguaya, que es un honor y un placer, y estamos celebrando un campamento que tiene una tradición de varios años  y que funciona muy bien”, explicó durante una rueda de prensa José Antonio Montero, presidente del Linex-Magic, el más laureado de la región y uno de los más potentes en el ámbito nacional ya que ha sido el único del país que ha conseguido un campeonato europeo.

En el mismo acto también habló Bernardo Roselli, presidente de la Federación de Uruguaya de Ajedrez. “Venimos de lejos pero no tan lejos, porque en definitiva a Uruguay y a España nos unen muchas cosas como el idioma, los lazos religiosos, los históricos …”, apuntó en un inicio el uruguayo, ataviado con la camiseta celeste que tenía los logotipos de la federación y de Baños de Montemayor. Y ahora también el ajedrez; aunque para ser certeros son Daniel Rivera y Manuel Pérez Candelario los principales impulsores.

El ajedrecista uruguayo Rivera trabajó durante muchos años como entrenador en la Federación Extremeña de Ajedrez, trabajando mano a mano con el extremeño Pérez Candelario, Gran Maestro desde 2011. Tras ser capitán de la selección olímpica uruguaya, después de ser “repatriado” como apuntó con sorna Roselli pidiendo incluso disculpas, acordó con su antiguo alumno hacer coincidir su concentración con el campamento de Baños de Montemayor.

Pérez Candelario (dcha), durante una partida contra un contrincante uruguayo. Foto: Ester García

“Existe una historia de unión entre Extremadura y Uruguay a través de Daniel Rivera”, corrobora Pérez Candelario a Vivir Extremadura. La máxima figura del ajedrez de la región está utilizando también el trabajo en Baños para prepararse de cara a la Olimpiada de Turquía, ya que será el quinto jugador de la selección olímpica española.

“Ellos querían venir a Europa una semana antes de la Olimpiada para aclimatarse y prepararse y vimos la posibilidad de que coincidiera con nuestro campamento porque Baños reúne las condiciones perfecta para que una ajedrecista se concentre: un sitio tranquilo, con naturaleza, con posibilidades de incluso trabajar al aire libre… Creemos que el ambiente es muy bueno, es un ambiente familiar. Además, para nuestros chicos y chicas del campamento es fantástico tener referentes y trabajar con figuras. Creo que es una simbiosis muy buena porque nosotros también les podemos aportar muchas cosas, tanto este lugar con encanto como con la formación que nuestros entrenadores podemos ayudar a que tengan una preparación óptima para la Olimpiada”, añade el Gran Maestro.

Pero también hubo rivalidad, porque ambos equipos se midieron sobre el tablero. El Linex-Magic Extremadura “A”, formado por el Gran Maestro Pérez Candelario, José Manuel Ortega-Méndez, el Maestro de la Federación Internacional Iván Cabezas y Pablo Garrido, venció al combinado uruguayo formado por los Maestros Internacionales Martín Crosa y Bernardo Roselli, además de Luis Sanguineti y Nicolás Uláneo. Este último fue el único que puntuó al vencer a Garrido, aunque bien es cierto que por problemas de última hora la selección uruguaya no pudo alinear al Gran Maestro Andrés Rodríguez, su número uno. Paralelamente a este encuentro la Selección Femenina Uruguaya formada por Camila Colombo, Natalia Silva, Patricia de León, Ana Clara Costa y Sabrina de León, venció por un contundente 4,5 a 1,5 a una selección de la cantera del Linex-Magic Extremadura formada por Marta Martín Morientes, Clara Gallego, Guillermo Núñez, Paola Molina y Alejandro González Rourich, quien consiguió el medio punto de los extremeños al firmar unas tablas.

Las partidas surgen en cada esquina. Foto: Esther García

El Club Linex-Magic Extremadura es uno de los clubes españoles más laureados de todos los tiempos: ha conseguido tres títulos nacionales por equipos y dos subcampeonatos en los siete últimos años, un Campeonato de Europa en 2007 y nueve títulos extremeños en diez años. El capitán del equipo, el Gran Maestro Pérez Candelario, consiguió el cuarto puesto en el último campeonato de España individual y formará parte también del equipo olímpico que representará a España en Turquía.

Mientras jóvenes llegados de Madrid, Galicia, Valladolid, Segovia, Alicante y, por supuesto, Extremadura están jugando, aprendiendo y mejorando su ajedrez. “El ajedrez es el nexo de unión del campamento pero hacemos también otro tipo de actividades. Aunque además de nexo de unión es la actividad que más se trabaja, sobre todo con niveles más avanzados; hemos tenido a algunos de los mejores jugadores de España de  categorías inferiores y a ellos les damos una formación más específica de cuatro o seis horas diarias”, finaliza Pérez Candelario.

En unos días la atención mediática ajedrecística se trasladará de Baños de Montemayor a Turquía.

 

Texto:  M.A. Fernández