Son numerosas las especies que aparecen en el oeste pacense en el ecosistema del bosque y matorral mediterráneo. El ave mayor de todas es el buitre negro, que cuenta con la mayor población de la península Ibérica en el núcleo indisoluble formado por la Sierra de San Pedro y el Tajo Internacional. Suele anidar en colonias laxas preferentemente en umbrías, sobre grandes alcornoques. Junto a él aparece el águila por excelencia representativa de este ecosistema: el águila imperial ibérica. Otras aves son más discretas, pasan más desapercibidas como las currucas rabilargas, currucas carrasqueñas  y mirlonas, que solemos descubrir por su peculiar canto, antes de que desaparezcan entre las jaras, los lentiscos o las ahulagas. Si el bosque aparece surcado por farallones rocosos, es fácil que en las peñas anide el águila perdicera, quizás el águila que mejor se desenvuelve en cielo abierto, con un vuelo acrobático capaz de capturar a las mejores presas voladoras. Durante la noche, estas peñas suelen ser dominadas por el búho real o Gran duque, la mayor de las rapaces nocturnas de Eurasia, capaz de incorpora a su dieta presas del tamaño de un zorro. Entre las grietas o en repisas, suele construir su caótico nido el alimoche, un buitre solitario de insólita audacia a la hora de conseguir el alimento.

Águila perdicera

Águila perdicera

Un abanico de especies exclusivas que habitan este ecosistema y que profesan una atracción especial para los “birdwatchers” venidos de otros países.

Guadiana Internacional [Birding in Badajoz, Extremadura]

http://web.dip-badajoz.es/proyectos/guadiana_internacional/

Colaboraciones: texto, Juan Pablo Prieto y fotografía, José Gordillo