Una ‘Orestíada’ cargada de emoción y política abrió ayer la edición número 63 del Festival de Mérida

 

 31 personas en escena darán vida a la trilogía de Esquilo en una versión extremadamente poética firmada por Luis García Montero y dirigida por José Carlos Plaza

Ana Wagener como Clitemnestra, Ricardo Gómez como Orestes o Amaia Salamanca como Electra, debutan en el Festival acompañados en el reparto por Roberto Álvarez, Juan Fernández, María Isasi, Felipe García Velez y Alberto Berzal

Hace diez años desde la última puesta en escena de esta tragedia clásica en el Teatro Romano de Mérida, donde se ha representado en siete ocasiones

 

Una Orestíada “profundamente política y emocional” inauguraró ayer miércoles 5 de julio la edición número 63 del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que arranca con 30.000 entradas vendidas.

Hace precisamente diez años que esta gran tragedia clásica de Esquilo no se representaba sobre el Teatro Romano de Mérida y lo hará este año, por octava ocasión en la historia del Festival, con un montaje de proporciones majestuosas como corresponde a un espectáculo inaugural.

Treinta y una personas sobre el escenario darán vida a la versión más poética del texto de Esquilo, no en vano está firmada por el poeta granadino Luis García Montero, donde los grandes valores del ser humano se exponen ante el público.

El espectáculo concebido por José Carlos Plaza, que ya dirigió en 1990 otra Orestíada y que será con este el undécimo espectáculo que dirige en Mérida –los más recientes y aplaudidos: Hécuba con Concha Velasco, Medea con Ana Belén o La guerra de las mujeres con Estrella Morente-, pondrá todos los ingredientes de la tragedia clásica al servicio de la actualidad para hablarnos de los problemas del ser humano y de la sociedad: poder, justicia, democracia, amor, muerte, odio…, de lo individual y de lo colectivo. “La puesta en escena es profundamente política”, asegura José Carlos Plaza.

A sus órdenes se han puesto grandes actores de la escena española, algunos debutantes en el Festival de Mérida. Es el caso de Ana Wagener que se enfrente al papel de Clitemnestra en su estreno emeritense. O Ricardo Gómez, que se mete en la piel de Orestes, el inmortal personaje que tantos otros ha inspirado a lo largo de los siglos. También figura como debutante Amaia Salamanca en el papel de Electra.

Los tres estarán acompañados en el reparto por Roberto Álvarez (Magistrado), Alberto Berzal (Egisto), Juan Fernández (Egisto), Felipe García Vélez (Agamenón) y María Isasi (Cassandra / Esclava). A ellos se suma un coro formado por otros ocho actores, además de 15 figurantes.

El vestuario, diseñado por el destacado figurinista Pedro Moreno, y la escenografía, creada por Francisco Leal, además de proyecciones audiovisuales que la apoyan y enriquecen, contribuirán a teñir de lirismo y magia escénica la atmósfera del Teatro romano de Mérida hasta el domingo 9 de julio.

Este será el primer estreno de la 63 edición del Festival de Mérida, la sexta que dirige de forma consecutiva Jesús Cimarro, y que hasta el 27 de agosto, programa siete grandes espectáculos teatrales en el Teatro Romano de Mérida, seis de ellos estrenos absolutos, y un concierto de flamenco y fado a cargo de Arcángel y Ana Moura, así como numerosas actividades paralelas entre exposiciones, cine, pasacalles, talleres, conferencias y teatro en pequeño formato en diferentes espacios arqueológicos y monumentales de la capital extremeña.

Dejar un comentario

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR