Soñando Cervantes recorre momentos de la vida del autor del Quijote y pone en escena a sus personajes más conocidos

 

La compañía extremeña Teatrapo funde este viernes la existencia y la creación del escritor español en un montaje escrito por Miguel Murillo y dirigido por José Fernando Delgado

 Esbozos Áureos se despide con sus últimas funciones de bolsillo el sábado en el palacio de Carvajal, que incluye la representación del entremés cervantino El juez de los divorcios

Cervantes a solas consigo y con sus creaciones. Así lo ha imaginado Miguel Murillo, autor de Soñando a Cervantes, que la compañía extremeña Teatrapo, dirigida por José Fernando Delgado, presenta este viernes en el Festival de Teatro Clásico de Cáceres (plaza de San Jorge, 22.30).

Durante sus setenta y cinco minutos, el espectador asiste a la recreación de diversos episodios de la vida del escritor y de algunas de sus obras: El Quijote, La Galatea, Los trabajos de Persiles y Segismunda o El licenciado Vidriera. En esta imaginada visión del universo literario del escritor, señalan Murillo y Delgado, “los personajes actúan entre ellos y con el autor” creando una combinación de “imágenes, sonidos y sabor a buena literatura”.

Rafael Núñez que interpreta a Cervantes, encabeza el reparto de siete actores, que, salvo Núñez asumen, cada uno de ellos, diversos personajes de las obras del autor el Quijote. Son Eva Marciel, Juan Carlos Castillejo, Roser Pujol, Chema Pizarro, Manuela Serrano, José Carlos Valadés. Todos ellos dirigidos por José Fernando Delgado, responsable de Teatrapo.

Este espectáculo fue elegido por la Comisión Nacional para la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, de quien el dramaturgo extremeño Miguel Murillo y el director del montaje subrayan su valor actual: “De su genio creativo nos han llegado obras que tienen la virtud o la dificultad de estar siempre en evolución. No hay una única lectura de cada una de ellas, no podemos asegurar después de leerlas que las hemos abarcado en su totalidad. Matices que descubrimos posteriormente, universos que se despliegan tras creernos conocedores de alguno de ellos, personajes que se unen a otros y a situaciones que de repente aparecen con tal fuerza que parecen estar escritos para completar nuestro enriquecimiento primero. Mundos y atmósferas que mudan según nuestros ánimos, intereses o vicisitudes”.

No es el único homenaje a Cervantes de la jornada de hoy del festival cacereño. Además de Soñando a Cervantes tiene lugar la última sesión de Esbozos Áureos, una propuesta dramática presentada por la Escuela de Artes Escénicas Maltravieso de Cáceres. Pondrán en escena el entremés cervantino El juez de los divorcios, escenas de El sueño de una noche de verano y Cyrano de Bergerac, y dos creaciones individuales: Vita, vitae y Elipsis. La entrada, en el palacio de Carvajal (20.30), es libre.

Dejar un comentario

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR