Maite Ruiz de Austri, Cineasta

 

Kathy, la pizpireta y atribulada cigüeña de ‘Animal Channel’ es ya, indudablemente, una genuina estrella cinematográfica. Protagonizó, en su día, ‘¡Qué vecinos tan animales!’, que ganó el Premio Goya de 1999 al Mejor Largometraje de Animación. ‘El tesoro del Rey Midas’ es la última entrega de esta trilogía. “Kathy es una mujer muy niña”, explica la ‘mamá’ del personaje. “Además es una rareza dentro de su especie y transciende la propia biología de la cigüeñas”. Evidentemente, puesto que su mejor amigo es un ratoncito, travieso e infantil. Y ya se sabe que las zancudas se alimentan de roedores. “Son compañeros de viaje –justifica Maite–. Kathy le enseña el oficio, pero a su vez aprende mucho de él, porque tenemos mucho que aprender de los niños”.

Contar historias para niños. Así de fácil. A simple vista, la ocupación y el empeño de Maite Ruiz de Austri (Vitoria, 1959) pueden parecer muy sencillos. Se ha dicho bien, ‘pueden’. Porque sólo a simple vista puede parecer fácil o sencilla la obra de esta mujer, risueña, activa, temperamental. ¿Acaso convertir en héroes extremeños a una extraña, extrañísima, pareja no constituye en sí mismo una extrema, extremísima, heroicidad? “Los niños extremeños necesitan, como todos los niños, -explica la única directora de largometrajes de dibujos animados que existe en España- referentes. La cigüeña Kathyy el ratón Nicolás viven en el campanario de la plaza de las Veletas de Cáceres, sí. Y son dos personajes extremeños que triunfarán a los ojos del mundo”.

Responsable, junto a su compañero Iñigo Silva, de la productora de animación Extra (fundada en 1994, cuando se establecieron en Extremadura, primero en Cáceres, después, en Badajoz), Maite Ruiz de Austri es la directora  de ‘Animal Channel’, la película creada en tecnología flash y que acaba de ganar la Medalla de Oro del Festival de Cine Independiente de Houston. Una pequeña gran producción, en definitiva, que narra las andanzas y vicisitudes de los mencionados Kathy y Nicolás, dos intrépidos reporteros televisivos, una maternal cigüeña y un infantil ratón, dispuestos a conseguir la máxima audiencia para su canal de TV, que deciden montar cuando el cine donde se ganan la vida debe cerrar.“Indirectamente, ‘Animal Channel’ trata del tema del paro y del fracaso personal. En la vida, cada día tenemos vicisitudes que hay que superar. No hay porqué avergonzarse. Es una manera de aprender”.

Maite Ruiz de Austri no sólo dirige, sino que también firma el argumento de esta auténtica ‘road-movie’ de ficción, ya que transcurre durante un largo viaje que obligará a sus protagonistas a dar la vuelta alrededor del mundo. Que es una mujer que se crece ante las dificultades, nuestra directora, es evidente. Maestra y escritora (orígenes que son también muy ‘evidentes’ en el desarrollo de su trabajo), además de directora, guionista, y productora, es, también, distribuidora de sus propios filmes, pues son ella y su equipo quienes buscan fórmulas alternativas (como, por ejemplo, el pase en campañas escolares para centros educativos) de difusión de sus películas. “Reivindico este tipo de tratamiento –destaca la cineasta-. En una época en la que todo es demasiado explícito, el niño tiene derecho a desvelar las cosas a su ritmo. No podemos ofrecer imágenes que no es capaz de digerir. Además, el audiovisual es un instrumento muy útil a la hora de transmitir conceptos y valores”. ¡Para que luego digan que contar historias es fácil y sencillo!

Texto: Joan-Ignasi Ortuño

Fotografía: Álvaro Fernández Prieto

Dejar un comentario

 

Trujillo (Cáceres)

Trujillo se ubica en lo más alto de un soberbio berrocal granítico salpicado de encinas y carrascos; es una hermosa ciudad medieval, sin duda referencia obligada para los visit[...]

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR