Maggot Brain, “In our Veins”

 

  •  Todos nos metemos en el terreno del otro, pero siempre con el máximo respeto. Llevamos diez años funcionando así y nos funciona la fórmula ensayo-error y cuatro cabezas pensando.
  • Músico se es para siempre.
  • Nacimos con la intención de tener un proyecto sólido. Tocar, ensayar, hacer discos, salir, pringarnos, gastarnos pasta, quedar cada día porque te mola y es lo que quieres hacer después de currar.
  • Hay mucho pamplina que forma el grupo y a los dos días se cansa, no saben que para llegar a un escenario tiene que pasar tiempo y mucho trabajo.
  • Ninguno de los que estamos aquí seríamos como somos si no fuera por Maggot Brain. Nos ha formado como personas, para bien o para mal, quién sabe… Pero somos los que somos en parte gracias a Maggot Brain.
  • Si pones Maggot Brain en Google salen tantas referencias nuestras como de Funkadeli, que es un grupo americano legendario, lo que significa que alguna cosina hemos hecho.
  • Nunca hemos dicho “tío no puedo ensayar, estoy fatal”, sino “tío, estoy fatal, ¿cuándo ensayamos”. Esto es terapia de grupo.
  • Aunque suene pretencioso, raro tiene que ser el día que estar al lado de Maggot Brain no te haga sentir feliz, sentir que hay cosas en la vida que merecen ser vividas. Y es que creemos en lo que hacemos y por eso percibimos muchas cosas.
  • Hemos llegado lejos, hasta Irlanda en barco… y poder decir a tu nieto que su abuelo a tocado junto a Bob Dylan… ¡joder!. Pero hay que llegar más lejos. Tenemos que llegar a hacer lo mismo pero cobrando más.

    • Hacemos fusión, fusión de rock de los 60, de rock de los 70, de rock de los 80, de rock de los 90, de rock del 2000…
    • El Rock and Roll realmente es fusión desde su inicio, es un género bastardo por nacimiento, es hijo del soul, del blues, del gospel, del country… A partir de ahí evoluciona a base de gente que tocaba la música de los tipos que le gustaban pero a su manera.
    • Elvis tocaba la música de los negros a su manera, Chuck Berry la música de los blancos a su manera, los Rolling la de los negros a su manera… El Rock and Roll no es más que eso. Así va engordando.
    • Ser absolutamente inconfundible es algo que ha conseguido muy poca gente en el Rock. Ser inconfundible, identificable y casi inimitable solo lo han conseguido ACDC y cuatro más.
    • La naturalidad es el punto que nos identifica. Si se nos reconoce es porque la manera de componer que tenemos es tan natural y tan visceral que es fácil que seamos reconocibles. Lo más significativo es que nadie dice “ese grupo que se parece a tal o a cual”.
    • No tenemos prejuicios a la hora de incluir un arreglo, un toque o un guiño de algo que nos gusta y que a priori no tiene nada que ver con lo que hacemos. ¿Por qué no meter unos coros ye-yé en una canción superdura, o unas palmas aquí o allá?. De pronto dices “¡Hostia, si funciona!”.
    • Anteponemos muchas cosas a la técnica, esa imperfección que nosotros tenemos a lo mejor nos caracteriza.
    • Hace tiempo decíamos que intentábamos solapar nuestra evidente falta de talento a base de toneladas de volumen. Claro que ahora tocamos más bajito y no hemos tenido más remedio que aprender… Es broma ¿eh?

  • Nuestra actuación en el Gran Teatro fue como pegarse una mariscada. Imagínate un concierto de Rock en un teatro durante tres horas y media, eso lo hace Bruce y poca gente más. Además, el teatro lleno, el público sentado sin poder fumar ni beber, solo mirar y fijarse en lo que ocurre en el escenario. Nos gustó muchísimo y hubo gente que dijo haber visto cosas en las que nunca se había fijado.
  • Nos dimos el gustazo de montar un concierto como los que montan los Allman Brothers en sus giras, aunque nosotros sabíamos que cuando se acabase esa noche volveríamos a tocar en nuestros tugurios y nuestros rincones para la gente que le gusta lo que hacemos.
  • Quizá no estemos en el sitio adecuado. No pasa nada, pero no es fácil conseguir más de cinco conciertos en los pueblos de la región, quizá no entiendan nuestra música… pero no es un reproche, solo es la realidad.
  • Mientras que no nos cierren las salidas de Cáceres para ir a cualquier parte del mundo, estamos muy bien aquí.
  • El País Vasco está a años luz de Extremadura en cuanto a la promoción de la música y la relación de las instituciones con las salas, los grupos, la música, en general.
  • Allí, la gente está acostumbrada a ir a conciertos y escuchar música incluso de grupos que no conoce, porque se ha fomentado desde siempre. En el gaztetxe de tu barrio cada semana tienes conciertos, y se va desde niño.
  • Aquí pones una taquilla simbólica de un euro y más de uno se echa para atrás.
  • Hay grupos que aparecen y desaparecen como el Guadiana dependiendo de si hay circuito musical o no. Tocan, cobran y desaparecen.
  • Pero cuando el Play no exista, cuando esos grupos hayan dejado la música, cuando toda esta mierda sea la misma mierda con otro nombre, Maggot Brain seguirá siendo Maggot Brain y seguirá tocando en festivales con Bob Dylan o con quien sea.
  • ¿Por qué canto en inglés?, me preguntarás… Pues porque sé, porque me da la gana, porque la música que tengo en la cabeza me sale en inglés. Y admiro a Leño, Los enemigos, Lagartija Nick, Kiko Veneno… ellos escriben en español de miedo y nosotros lo hacemos de miedo en inglés.

Texto: Mari Cruz Vázquez

Fotografías: Rocío Gallardo

Dejar un comentario

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR