El Museo Arqueológico Provincial de Badajoz aporta cuatro valiosas piezas a la exposición ‘El poder del pasado. 150 años de arqueología en España’

 

Un tablero de mármol del período visigodo, localizado en la Alcazaba de Badajoz; un ídolo placa, en pizarra, del período calcolítico hallado en Villar del Rey; un timiaterio o quitaperfumes, del período orientalizante encontrado en Villagarcía de la Torre y una copa calada de la edad del Hierro que se halló en Capote son las cuatro piezas que el Museo Arqueológico de Badajoz ha aportado a la muestra ‘El poder del pasado. 150 años de arqueología en España’, que se celebra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid y que estará visitable hasta el 3 de abril de 2018.

“Las piezas que el Museo ha cedido son algunas de las más valiosas de la colección que alberga el Arqueológico de Badajoz y son muestra del rico patrimonio pacense y extremeño por extensión”, ha apuntado Guillermo Kurtz, director del Museo. Estas piezas no son la única aportación realizada desde la comunidad, ya que la muestra también incluye algunas piezas pertenecientes al Museo Nacional de Arte Romano de Mérida.

La muestra pretende celebrar el proceso de construcción de la arqueología española coincidiendo con el 150 aniversario de la fundación del Museo Arqueológico Nacional (MAN), pero también del nacimiento de la red de museos arqueológicos españoles, entre los que se encuentra también el Arqueológico de Badajoz.

El objetivo central es presentar la historia y el desarrollo de la arqueología española para entender cómo se ha producido la construcción del pasado material del país a través de 150 objetos procedentes de 68 instituciones. Se trata de verdaderos iconos del pasado, que aportarán una visión general, actualizada y crítica de la construcción de nuestro pasado desde la arqueología.

La exposición también trata de reflejar la importancia de los museos y del despertar de la conciencia pública de respeto al patrimonio a través de ellos. La muestra permite ver la doble misión que, desde su nacimiento a mediados del siglo XIX, han tenido los museos: por un lado, documentar, preservar y exponer los objetos y restos materiales de nuestro pasado, de todos y cada uno de los periodos prehistóricos e históricos, para trazar la evolución de las sociedades y, por otro lado, presentar y compartir el conocimiento del pasado, facilitando su comprensión y acceso a toda la ciudadanía.

La amplia colaboración de los museos en el proyecto, y el arco temporal de hallazgo de los objetos mostrados, permiten ofrecer una rica perspectiva material de la historia de España.

Dejar un comentario

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR